La montaña amarilla

Hemos matado el tiempo,
y con el tiempo la música,
ya no nos entregamos al sonido,
no dejamos que nos penetre,
que nos viole y nos cambie la mirada,
ya no se forman charcos de emoción,
ya no somos tan débiles,
y caminamos con un paso firme,
hacia la mismísima mierda.

2 comentarios sobre “La montaña amarilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s