La rodilla de Estefanía

La rodilla de Estefanía había sido devorada por Luis, y lo poco que quedaba de ella lo terminó Oscar, que dejó un par de hilos de sangre bastante gruesos caer en la camisa nueva que le había regalado su madre por su santo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s