Tu música es un suspiro y tu canción, es una ballena azul

23 Nov 2007 – Recuerdo de ti

Querida Gladys:

Espero que no te sorprenda que te escriba. No sé por qué estoy haciendo esto, supongo que porque te echo de menos. Sé que suena egoísta, que es egoísta, pero es así. En unos minutos me marcho a tocar con la orquesta, y me habría encantado verte, como antes en los conciertos, la excusa para verte. Pero ya no tengo las excusas, la última mi aterrizaje en Oporto, pero comprendo que no procedía. Ya sé que es estúpido eso de las excusas, lo sé, pero ahora mismo no puedo evitarlo contigo. Yo sólo quiero que sepas que guardo un maravilloso recuerdo de ti, que me encantaría que volviéramos a escribirnos, a contarnos, saber el uno del otro sin más. Sé que dije muchas estupideces, que escribí otras tantas, pero se me fue el sentimiento y la palabra, y es que fue muy duro estar en Oporto y recordarte. Ahora es diferente. Estoy totalmente cambiado. He aprendido y estoy aprendiendo muchas cosas Gladys, y quisiera poder enseñarte que he solucionado algunas de mis historias, otras no claro, pero poco a poco. Ahora sigo cobrando el desempleo, haciendo una gira por teterías con los cantautores para ganarme la vida, y de las ediciones sólo sé que Lola no me llama ni me entrega los ejemplares de las ediciones que me debe. Estoy a punto de que me llamen de las islas París pero la lista no se mueve, al parecer porque el profesorado allí está trabajando enfermo, pues no les firman las bajas los médicos, menuda forma de ahorrar más inhumana! Y ya tengo ganas de estar por allí, no sólo por el trabajo, sino porque allí está Mar, la chica que te conté con la que estoy teniendo una historia tan bonita que jamás pensé que algo así podría pasarme a mí. No sé Gladys, quisiera pedirte perdón por mis torpezas, que tengas en cuenta que soy un tipo muy torpe, pero que por encima de todo, siempre tuviste tu sitio en mi corazón, lo sigues teniendo, y que me encantaría empezar de nuevo y saber de ti.

Besos de otoño.  

25 Nov 2007 – Mala memoria

Me hace muy feliz tu correo Gladys.
Pues respecto a mi vida, digamos que Mar me la ha cambiado para bien. El problema es que Mar comparte su vida con su pareja y sus dos hijos, y esto básicamente es posible por sus dos hijos, pues de no ser por ellos Mar ya se habría separado. Ahora vive un poco angustiada entre nuestra relación y el hecho de no poder deshacerse de todo para que empecemos algo juntos. Yo le he dicho que la respeto, que así estaba todo cuando nos encontramos, y bueno, yo soy feliz si ella es feliz, con o sin mí. Así entiendo yo el amor Gladys, y así se lo demuestro. Cada vez nos damos más tiempo, quizá nos estamos dando respiración y poco a poco hablamos cada vez menos, y no te lo niego, me da mucha pena. Pero la distancia (sin el curro no puedo ir allí) y su situación procuran que todo sea prácticamente imposible, y la angustia le supera, de no ver una posibilidad ni en el tiempo, que se le escapa, pues Mar tiene una edad, y eso también le hace sentir el tiempo diferente a como lo siento yo. Así que mejor dejar que la vida nos vuelva a acercar, y ya veremos qué hacemos. Ahora, mejor no pensar y disfrutar de lo maravilloso de habernos conocido, y de los recuerdos y vivencias tan maravillosas que hemos compartido. Y hablar o escribirnos cuando nos apetezca. Esto me ha hecho comprender tantísimas cosas, agudizar aún más la sensibilidad, y priorizar las cosas y canalizarlas mejor. Estoy mucho más convencido de muchas cosas, y lo veo todo más claro, Mar me ha devuelto la vida, que ya creía perdida entre los sonidos de mi piano, y me ha hecho tan feliz, que no dejo de reinventar su cuerpo y su mirada en cada canción que toco, en cada palabra que escribo, en cada lágrima cuando me emociono con nitidez. Yo sigo tocando con estos porque ahora estoy en paro Gladys, y no tengo dinero, y necesito algo para no volverme loco y al menos tomar un café y salir al cine de vez en cuando. Ahora quiero sacar mis oposiciones, perder todo el peso que me sobra por cuestiones de salud y finalizar mi disco, que me tiene un poco abandonado, que no yo a él. Esos son mis cambios, por lo demás, todo igual Gladys, me gusta mi vida y mis principios, hasta mis finales me gustan, mira qué narciso que soy. Vi tus últimos trabajos de clase en tu blog. Me encantaron. Me daba tanta rabia no poder comunicarte lo mucho que me gustaron… Qué suerte que ahora te lo pueda decir!
Cuéntame de ti, tengo tanta curiosidad de ti…

Más besos, repartidos por estos meses, grandes, chicos, largos…

27 Nov 2007 – Dia de ajetreo

Buendía Gladys:
Efectivamente la situación es harto complicada. Sin embargo con Mar va a ser difícil que se acabe cualquier cosa, es más bien un ir y venir de intensidades -sin una finalidad, sin final concreto- , como el océano que nos separa que a veces se revuelve y a veces se calma, a veces más azul, a veces más verde, y otras ni se sabe de qué color, sin dejar de ser océano en ningún momento. Entre el 13 y el 16 vuelvo a Oporto para estar con ella. Me llamó ayer con una necesidad imperiosa de verme, y como es mi consentida, pues alimentamos como podemos esta tortura de no vernos más que unos días una vez al mes, por culpa de la dichosa consejería, el océano atlántico, su celoso y descuidado compañero, sus dos hijos…

Respecto al disco, pues está jugando, es sólo eso, el capricho de nacer…

Espero me enseñes ese trabajo que me dices, me da curiosidad tu orgullo.

Yo también tengo ensayos y demás, pero tampoco quería dejar de contestarte.

Besos de un 27!

3 De

Dic 2007 – Boda

Querida Gladys:
Me alegro que no te afecte en absoluto tu encuentro con Mario en la boda. Me jode que no hayáis podido acabar como buenos amigos, pues siempre después de compartirlo todo -al menos a mí- me gusta saber que esa persona está, y que yo estoy para ella, me da pena que la intensidad mate todo de un tirón, incluyendo el cariño. Supongo que existirán motivos, y no creo que sea oportuno añadir nada más. Por mi parte Gladys yo estoy bastante bien, quizá un horario demasiado tranquilo para el poco dinero que me queda en la cartilla, pero prefiero no pensar demasiado, tengo lo suficiente para mi visita a Mar la semana que viene, y lo demás no me importa. El próximo 15 de diciembre me hacen un homenaje en un pueblo de Granada, una banda tocará toda la música de mi orquesta. Yo no podré asistir, pues estaré en Oporto.  Después en enero vuelvo a tocar con la orquesta en el Pasadena, y eso me pone más contento, pues  a pesar de las dificultades seguimos ahí, y no creas que es fácil mantenerse.  En febrero toco también en la presentación de un cartel que lo pintará Pablo Picasso, no sé si conoces. Para esta ocasión me pagan un muy buen honorario y los billetes de avión si estuviese en las islas París para ese momento, así que muy bien. Poco más Gladys, porque de Lola no sé nada de nada, y ya me cansé de llamarla para intentar verla, supongo que anda liada en otros asuntos, y no me parece mal la verdad. Y sí, a pesar de mi tiempo libre no estoy escribiendo ni poesía ni relatos ni música. Supongo que este intervalo de tiempo lo necesito para aclararme, para ver un poco esa estela que me conduce a ninguna parte…
Besos de invierno!

18 Dec 2007 – ayuda


Hola Gladys:
Sólo escribirte porque no sé bien ahora quien soy y estoy arrebatado de dolor. Estoy en mitad de esta relación tormentosa de la que necesito salir y no sé cómo, y sé a la vez que debo ser yo mismo el que salga. Necesito ayuda Gladys. No sé si está bien o no pedirte ayuda. Sólo sé que la necesito porque estoy muy mal y ya no puedo fingir más…

(…)

De todo Gladys. No puedo llamarte, no tengo saldo..

17 Jan 2008 – hace mucho tiempo

Querida Gladys:
Te escribo porque hace mucho tiempo que no tengo noticias tuyas y me preocupa. Entro a tu blog y tampoco actualizas, y no sé si es que te ha pasado algo. Espero que sea sólo una paranoia mía. Dirás que por qué no te llamo. Mi realidad es que no tengo un puto duro, ayer Mario me escribió para asistir al concierto de Juan, pero no tengo dinero ni para el autobús, y fingí un catarro que no tengo. Por lo demás bien, el sábado toco con la orquesta otra vez y tengo ganas de estrenar la nueva partitura que escribí, esta vez sobre la sinfonía nº 6 de Chaikovski, que la he puesto más bailonga y he multiplicado el ya de por sí romanticismo que se descuelga de esas notas que escribió el genio ruso. De Marian tampoco sé nada, la verdad es que me extraña su enorme silencio, pero supongo que estará más liada que la pata de un romano, así que yo la dejo, como suelo hacer en estos casos. De la que sí tuve noticias es de Mar, que continúa con sus subidas y bajadas, a las que empiezo a acostumbrarme, la situación es difícil y sólo necesitamos tiempo para que se normalicen los sentimientos, espero que así ocurra. También escribí la pieza nº 4 para el disco, a ver si la grabo caseramente y te la envío, creo que te gustará, es muy pasional. Escribí algunas cosas nuevas, que puedes leer en el blog “Sangría Francesa”, donde voy colgando mis poemillas y tal, ya sabes. Espero que estés bien Gladys, que el 2008 haya empezado de puta madre. Ya me contarás. Te mando besos desde Málaga, una ciudad a la que amo y odio, ya lo sabes.
 P.D.: Te he vuelto a meter en el messenger y en la lista de correos.

14 Feb 2008 – Cuéntame de ti

Querida Gladys:
Cómo va todo? Espero que todo se vaya asentando y la rutina al mismo tiempo no haga de las suyas. Yo aquí me he matriculado en una academia para preparar las oposiciones y como siempre, haciendo bolos aquí y allí, a veces con mi piano, a veces con mi orquesta, y por medio, escribiendo mis relatos y poemas destructivos. Como verás La Explosión de Sergio se descolgó. Ya no tenía más ganas de seguir, y Juan me comentaba que empezaban a haber problemas de espacio con el alojamiento, y el consiguiente gasto, y yo ahora no estoy para esos menesteres. Intenté grabarte la pieza nº 4 para el disco pero sonaba como el culo así que preferí no enviártelo. El lunes voy a tocar en una iglesia, y va a ser muy místico, porque una de las piezas que tocaré será una improvisación sobre el cuadro que te dije, por el que se celebra el evento. Estoy contento con esto. También publicaron un artículo en un libro en el que me cago en la sociedad, y en el feo que se le hace a las bellas artes en estos tiempos tan raros que estamos viviendo Gladys. Por lo demás, Mar sigue en las islas París, e intento calmar todo, pues las listas no avanzan y ya no sé cuándo trabajaré la verdad. Tengo ganas de verte Gladys, tengo ganas de que la casualidad nos deje tomar una cerveza, o un café, que nos podamos mirar a los ojos, después de tanto tiempo escribiéndonos. Es algo extraño esto, pero no va más allá de lo que escribo. Las palabras a veces son tan malas consejeras… Cuéntame de ti Gladys, tengo ganas de saber de ti…
Más besos.

29 Jan 2008 – el premio

Hola Gladys!:
Estoy algo descuartizado y ahora me es imposible presentarme a premios como este. Pero gracias por enviármelo. Sin duda, mi mejor premio es que te acuerdes de mi.
Besos!

Querida Gladys:
No te sientas mal, es muy complicado que tú y yo alguna vez nos tomemos una cerveza, pero siempre tengo esa ilusión. Estoy intentando tener una buena relación con Mar, que creo es posible, y bueno, sí que algo de tristeza hay en el alma, pero la vida es tan rica que me encanta sentir todo lo que ofrece, lo bueno y lo no tan bueno. Me encanta que estés bien mi bella artista, yo mientras pongo en marcha un septimino de músicos (flauta, clarinete, saxo alto, saxo tenor, trompeta, trompa, trombón bajo) profesionales que quieren tocar mi música. Este proyecto es mucho más libre que el de la orquesta, aquí desnudaré mi alma más aún, y la música estará más libre. Me olvidé de Sergio, de la explosión, de Lola, de tantas cosas que no sirven… De ti, no me olvido, ya ves. Te dejo la carta a Rocamadour de Rayuela, leída por el propio Julio Cortázar.
Besos nublados.


6 Mar 2008 – casi

Querida Gladys:
Te escribo antes de que me quede sin línea. Yo sigo en paro, lo de Mar cada vez más claro, cada vez más resuelto y sin preocuparme, vuelvo a mí. La lista casi a punto de llamarme, pero aún sin dinero en los bolsillos, ya con agujeros. Te recomiendo una hermosa novela de Muñoz Molina: “En ausencia de Blanca”. Intento estudiar, pero me cuesta. Escribí una nueva pieza, esta vez para el septimino, su título: La Explosión de Sergio. Te leí en el messenger, pero fue poco significativo. Te echo de menos y no sé por qué cada vez más. Anda hazte ver, no seas tímida. Últimamente escucho a Nino Bravo y a Joaquín Sabina. Imagínate…
Besos casi en primavera…

7 Mar 2008 – Re: 108 Rose Diamons…

Queridísima Gladys:
No estoy de capa caída, para nada. Es solamente que llevo tiempo
desempleado, y mi poca costumbre a esta situación me hace sentir algo incómodo, pero sé que están al llamarme, ando el 2 en París 1, y el 3 en París 2, luego el 4 en París 3, el 8 en París 4, y por último el 13 donde está Mar. Lo de Mar nunca me preocupó, es ella la que no se soporta si no estoy allí, y eso me intranquilizaba, pero ya parece comprender más las cosas y darse cuenta de lo muy imposible, y parece tolerar mejor que nos veremos muy pocas veces, cuando sea posible, y no hay otra. Esto me tranquiliza y me ayuda a canalizar todo mejor. Ahora ando en una academia, preparando las oposiciones, pero no es fácil concentrarse, a la vez que necesario no quedarse anclado en la espera de una sustitución. Efectivamente Gladys, la masa, aunque se empeñe en ser otra cosa, aunque intente mejorarse el peinado a diario, siempre será ese pestazo que no nos deja respirar, es inevitable como el amor más extraño que conozcas. Pero no dejes espacio a la decepción, folla a las masas y úsalas como textura -ya lo haces- para tus lienzos, como la presión de tus trazos, como la inspiración destructiva y a la vez cómica de esta sociedad estúpida que hemos construido todos poquito a poco. Blanca tiene mucho que ver con Mar, lo único que la diferencia a la una de la otra es el valor, Mar acepta y no acepta al mismo tiempo su vida, y vive en esa contradicción, en ese bucle dañino bipolar. Sin embargo, es un libro tan delicioso Gladys, que insisto, tienes que leerlo. Yo lo tengo en pdf, es chico y, si no te jode, házmelo saber y te lo paso. Mañana el septimino ensayará por primera vez La Explosión de Sergio. Estoy excitado. Espero grabarla pronto y mandártela, a ver qué te sugiere. El domingo, ensayo con la orquesta, que cada vez se ceba
de más y más broncas y desacuerdos. No creo que dure mucho, y es por lo que saqué a flote esta nueva propuesta para escribir música, mucho más libre, mucho más yo, donde cabría un disco que esculpiera con sonidos tus pinturas. Confío en que algún día deje de echarte de menos Gladys, quiero decir, que compartamos un café, que nos miremos a los ojos. Tengo ganas de mirarte a los ojos Gladys, ver tus ojos, ver qué hay en tu mirada, detrás de tu
mirada…

Besos llenos de admiración.

9 Mar 2008 – Re: +sangre+sangre+sangre

Mi querida Gladys:
Qué alegría leerte de nuevo. Lola curiosamente me ha escrito un correo en el que me avisa de mi ingreso por las ventas. Quiere que le envíe por correo el justificante de que lo he cobrado, cosa que no voy a hacer. Veo muy poca seriedad por su parte, muchos modales, pero poca seriedad, así que dejaré el justificante en su tienda y listo. Efectivamente, hay poca gente feliz y sana, el dinero se ha preocupado de desordenarlos a todos por dentro, y ya no se encuentra nadie, entre tanta confusión. Yo Gladys, por suerte, y no sé cómo, no he caído nunca en esa estupidez. Espero que nunca me atrape el Monopoly. Veo que tu fin de semana es eso, tranquilo. Me parece cojonudo. Son 70 temas Gladys, no los llevo directamente, cansa efectivamente, y efectivamente no me gusta ser opositor, pero esta puta realidad me está ahogando, y creo que es el único modo de tener garantizado un puchero diario.
El ensayo de la explosión fue cojonudo, si bien algún músico quería subrayar su profesionalidad frente a mi inconsciencia creadora. Es divertido mandarlos a la mierda con una mirada y una frase amable, es divertido ver cómo caen en mis trampas para conseguir mis objetivos. Son eso Gladys, gente autómata, deshecha de tanta realidad, sin capacidad de percibir el sabor. les cuesta disfrutar, y ahora yo debo enseñarles a amar la música, a ellos, tan profesionales, como si estuvieran en el primer curso de solfeo y comieran sus primeros helados. A la orquesta le di un repaso esta mañana. Faltó un trombonista y desaté mi ira en los demás. No hay ningún otro modo de que comprendan las cosas Gladys. No me conozco ni yo, pero es como en alguna ocasión con Mar, que me saca de mí, y hace que la mande a la mierda, cuando es lo que más quiero a día de hoy en este mundo.
Besos, a punto de la democracia…

13 Mar 2008 – Re: Cocino cadávares

A mí a menudo la gente me produce asco Gladys. La gente está podrida de rutina y aburrimiento en una única dirección: el poder, o sea, la pasta. La gente no hace nada por el placer natural, sino por el placer del beneficio. La gente a menudo asume su aburrimiento y quema su existencia de la mejor manera que pueden, intentando buscar semejanza con la historia o con los suyos. La gente no es valiente Gladys. la gente no asume sus miserias ni termina de aceptarlas, por eso van construyendo su final poquito a poco, intentando asomar orgullosos. Pero no se lo creen ni ellos Gladys, ni ellos. Te comprendo perfectamente, debe dar asco ese mundo en el que todos desean a toda costa traspasar la transgresión, hacer sexo con la vanguardia, diferenciarse a toda costa cueste lo que cueste asumiendo una inspiración divina que ni ellos conocen. Tú sigue así, natural, caprichosa. No te rayes con tu familia, pues ya la palabra te lo dice todo. Respecto de los padres de Juan, cojonudo que cuentes con ellos, si ellos gustosos te escuchan con la atención que mereces. A mí me sigues teniendo atontado, me pareces un bicho muy raro e interesante. Quisiera decirte que me encantaría visitarte a tu piso, pero supongo que no es momento, y en cualquier caso, no tengo ni para el autobús. Pero no quiero dejar de decirte que me apetece visitarte muchísimo, y que en algún momento que me sea posible, y que sea posible, te visitaré. Me encantará escupir contigo, mirar un rato cómo la vida se desarrolla a nuestro alrededor…

17 Mar 2008 – Re: sellados en rojo

Hola preciosa:
No leo demasiado estos días Gladys, sólo recursos y nuevas leyes que salen a diario para las putas oposiciones, las mismas que estoy pensando no hacer. Estoy hasta la polla de tanta presión, y sólo quiero vivir de interino, de un sitio a otro, conociendo gentes y lugares, conociéndome, dejando atrás todo. Sin duda que estás invitada allá donde yo esté, y me encantará. Por lo demás, cerveza rusa y paellas por todas partes, mujeres interesantes a propósito y nada naturales, y amigos ocupadísimos por follar o ganar dinero. En mi casa tensión, el puto niño que no acaba de aclarar su vida, se equivoca el puto inocente. Me cortaron internet Gladys, y aquí estoy, en casa de mi hermana contestándote, no quiero que sientas que no estoy al otro lado, eso nunca. Soy una especie de parásito social, me queda poco imagino, pero mientras, así me hace sentir mi entorno. Mar llama casi nada, casi que el olvido se ha comido todos mis tequiero, tan lejos desde una palabra escrita como desde las islas París a Málaga supongo, la familia no suele ser importante, pero poco a poco va notándose y no deja huella para un recuerdo que apetezca recordar, ni en las vacaciones de semana santa, coño ni un puto correo… Tocar el piano últimamente me hace demasiado daño Gladys, y procuro no acercarme, el piano es como un pequeño infierno cerca de mi cama que me grita mis paisajes más íntimos, y bueno, a final de mes tengo un conciertillo con Mario, y ahí me excusaré para echarlo todo, como suele ser costumbre en mí, una especie de gran vómito dedicado.
Espero que tú me quieras siempre, así como yo soy, sin esperar nada de mí como todos los demás.
Besos robados.

26 Mar 2008

Hola Gladys:
Estoy algo desocupado, demasiado, pero conservo el buen humor. Sé que estos meses no son más que un periodo que me sirven para hacerme más fuerte, pues es seguro que poco a poco iré acumulando tiempo de servicio en Canarias y ya no me faltará el trabajo. El sábado toco con Mario, y tengo muchas ganas de ponerme frente al público, pues la última vez fue hace algo más de un mes, y ya tengo ganas. He escrito alguna cosita, que puedes leer aquí: https://sangriafrancesa.wordpress.com/
Por lo demás, estos días he comprendido algo más a Mar, que tenía planes conmigo más serios de los que yo esperaba, y tratamos de respetar nuestras complicadas situaciones: su familia por parte de ella, y mi desempleo por la mía (que pronto se solucionará, y no sé si será tarde o no, pero yo soy libre!!!).
Están graciosas esas pinturas jajaja
En qué trabajas ahora Gladys?
Más besos de primavera…

6 Apr 2008 – Re: 70 euros dibujando, 80 euros en libros

Querida preciosa Gladys:
El concierto fue bien, a veces la gente se sigue extrañando de ciertos comportamientos de mi naturaleza, pero nada grave, breves reseñas para comentar entre amigos por exceso de aburrimiento de la peña. Pero a mí me resbala como ya sabes. Las mujeres a veces son tan complicadas Gladys, que me hacen plantearme mi tendencia sexual, te lo juro. Lo demás bien, bueno,sigo el 2, soy el eterno sustituto número 2. En relación a Mar, no sé qué le pasa, está muy alterada, y tiene tirones muy extraños. Cuando rara vez la llamaba (solía intentar hablar con ella una vez a la semana) nunca me lo cogía, y aunque después al rato me llamara, me molesta no poder contar con ella, pienso que si somos amigos no hay motivo para que me esconda de ese modo. Tampoco me escribe ya al correo desde hace un par de meses, desconozco los motivos. Es como si intentara reconstruir su matrimonio, como si intentara olvidar todo lo que ha hecho en un año, y he decidido despegarme sutilmente Gladys, me molesta que cambie la temperatura sin ton ni son, y que las cosas sean difíciles sólo cuando a ella le parecen difíciles. Estaré siempre que ella quiera que esté, pero siempre que sea ella la que dé pasos, yo ya me cansé de ofrecerle mi corazón, y no quiero hacerme más daño, ya que ella está muy liada, y muy jodida con su vida, que no es para nada la que quiere, aunque ella se empeñe en que sí. Últimamente dice que no tengo dignidad, que no soy honrado, al parecer porque con 32 años sigo en casa de mis padres. No le importa si trabajé o no, si me dediqué a lo que me gusta o no, ella dice que luchar por mi música en casa de mamá bien comido y bien dormido no es luchar, que la libertad y la independencia es lo primero, dice que incluso aunque tuviese que dormir en la calle, la libertad es lo más importante. Eso lo dice ella, funcionaria desde que terminó su carrera, trabajando en una isla de la que sólo puede salir en avión, atrapada en un horario laboral y en un matrimonio en el que no cree… Es su sentimiento de rabia al comprobar que no puedo visitarla cuando me apetezca, que no estoy allí cuando ella lo necesita, y eso es tan egoísta que apaga mi sentimiento hacia ella, y lo terrible es que no se está dando cuenta. Me da miedo que cuando lo compruebe sea demasiado tarde, pero Gladys, no puedo inventarme los fogones que nacen en mi pecho. Si no hay fuego, no hay, y es mejor dejarlo. Olvida que igual no tuve suerte, que igual decidí dejar muchas cosas por mi música. No hablamos desde el lunes, que me llamó dos veces, una para dedicarme todas esas lindezas que te cuento (que no soy honrado, que no tengo dignidad… ) y otra dos horas después para disculparse y decirme que soy muy lindo siempre, y que no le haga caso. Así no se puede Gladys. No quiero palabras, quiero sentir que realmente está ahí, y no que soy una pomada para sobrellevar la mierda de vida que se ha montado, que es una mierda porque así lo quiere ella, porque así ella lo ha decidido). Procuro olvidarla Gladys, y creo que poco a poco, sin sus noticias lo voy a conseguir. Si compruebo que esto no cambia de color y lo que intenta es hacerme daño, entonces dejaré de cogerle el teléfono. No está bien lo que hace, y no puedo olvidar todos sus desprecios, cuando antes lo dejaba todo por mí. Bueno preciosa. Espero que pronto la vida me dé un giro, y pueda ir a visitarte, tengo muchas ganas de tomar una cerveza contigo.
Besos primaverales.

16 Apr 2008 – Bragas comestibles

Mi preciosa Gladys:

Efectivamente la gente tiene afán de superación, pero alimentado por el ansia de pisotear a todo cuanto le rodea. Malos sentimientos Gladys. Todo aquello que no te hace feliz de un modo extraordinario y fuera del alcance de  cualquier terrible sentimiento sin duda al final provoca la muerte, estoy seguro, así que no te preocupes demasiado y deja que se comporte como ella piensa que es, y ya su propio gasto de energía le pasará factura. No gastes energías en eso Gladis, que le den a todos. Para mí sin duda eres de los seres más maravillosos que he conocido en los últimos tiempos, y desconozco cuánto sabes, o cuántos pares de zapatos tienes. Sé que tienes un novio, que tiene mucha suerte de contar contigo, y que tú no tienes menos suerte de contar con él, sin más enlace que los sentimientos reales, sin gilipolleces, sin valores materiales que manchen nuestro pecho. Eso me gustaría a mí compartir con Mar Gladys, y ya ves, imposible. Ahora Mar ha desaparecido. No me llama ni para responder a mi llamada de el lunes, que dejó perdida en el infinito. Tampoco contestó a mi correo explicándole que estoy en la peor situación que viví jamás. Ella seguro que está deliciosa paseando por cualquier calle llena de tiendas, intentando salvar su existencia comprando de todo para calmarse, consumir de todo a todas horas para justificar su existencia, al menos con las cosas muertas, porque ya sabe de sí misma que todo lo vivo que le rodea, ella se encarga de matarlo. También comprará zapatos, seguro, y bragas comestibles por qué no, pero Gladys, qué no daría Mar por comprarse un corazón nuevo, uno de esos que no se disloca, de esos inofensivos… Ahora voy a ducharme Gladys. Esta tarde tengo que tocar en el festival de jazz de Oporto con mi orquesta. Dicen que ya se vendió casi el centenar de localidades, así que esta noche voy a darle a mi público lo que mejor sé hacer: mi música. Y no creas que voy a dedicárselo a nadie. Esta vez me lo dedicaré a mí, que ya es hora.
Besos llenos de jazz!

21 Apr 2008 – Re: Como el juego de Jumanji

Buen día Gladys:
El concierto estuvo estupendo, del que te envío un tema que escribí poco después de llegar de las islas París, “Anochecer en Oporto”. Por lo demás la vida sigue su curso más o menos. Mi tía está a punto de fallecer, ya ni habla ni come, 74 años, y 3 cánceres. Esto me entristece Gladys, no pude evitar llorar en el hospital, no soporté verla así. Luego estudio poco, no encuentro la tranquilidad, deseo que acaben las oposiciones y replanteármelas cuando tenga un sueldo como sustituto que no me disloque la cabeza, quiero salir de aquí Gladys. Mar me mandó un sms en el que se leía solamente “Un beso” en la noche del sábado, mientras yo estaba dando mis conciertos, supongo que es su intento para no caer en el olvido. Lola está borrosa, no comprendo qué coño le pasa, pues te aseguro que falta de líquido en su cuenta no es. Estoy deseando ver esas fotos pintadas. Hay alguien que me gusta mucho, Saudek, estoy seguro que ya lo conoces.
Te mando besos llenos de amor!

24 Apr 2008 – 1

Hola preciosa:
Acabo de llegar del concierto. Poca gente, había fútbol, pero necesito las pelas Gladys. Lola es muy formal como puedes ver, y la editorial la lleva absolutamente legal hasta el último detalle, te aseguro que no es por otro motivo. Yo espero que se replantee las cosas, estará teniendo demasiados gastos. Dice que no podrá publicarme nada al menos hasta junio. Llevarlo todo legalmente es muy costoso, y quizá ella no tiene toda la experiencia para conocer los trucos. Mar me llamó el lunes, y me vino a decir que por qué no la llamaba. Parece que desea que la desee, o que se lo demuestre al menos, y a mí Gladys, cuando me piden algo, me da por lo contrario, como a todo el mundo supongo. Lo cierto es que por fin estoy en el 1 de la lista, y que de la semana que viene imagino que no pasa que me llamen para trabajar, así que muy feliz Gladys, por fin veo la luz! Sé que no vendrás, pero quiero ofrecerte mi lugar cuando lo tenga, ya sabes que tienes tu sitio en mi casa. Qué ganas de verte los peinados!
Estoy cansado reina, buenas noches.
Besos feroces…

25 Apr 2008 – Con el tiempo

Hola hermosa:
Ya sé que te tocaba a tí, pero como no me gusta el orden ahí te escribo de nuevo. me gustó mucho hablar contigo ayer Gladys, hacía tiempo que no fluía una conversación contigo y me dio mucha alegría. Finalmente le mandé un sms a Mar alrededor de las 21.30 que decía: “Me voy de marcha. Ya hablamos cuando se pueda”. Me cansé de esperarla. Por supuesto que cuando se pueda se refiere a cuando pueda ella, pero la diferencia está en que ahora también será cuando pueda yo, que hasta ahora siempre podía, independientemente de lo que estuviera haciendo. No pienso coger el teléfono Gladys, no responder correo alguno o sms, como si me hubiese muerto. Al principio va a ser doloroso, pero sé que con el tiempo se cansará y la herida cerrará por ambas partes. Es lo mejor créeme, aunque te reconozco que este comportamiento no es muy natural en mí. Por lo demás, estoy a punto de bajar a cerrar un encargo. Me vendrá muy bien la verdad, porque aunque sigo el 1, no sé por cuánto tiempo.
Te dejo el enlace de la orquesta, para que escuches:
 www.myspace.com/orquestamiguelperez
Besos acalorados!

30 Apr 2008 – 9 mayo

30 Apr 2008 – una y otra vez

Mi adorada Gladys:
He tardado en escribirte porque el domingo falleció mi tía. La
enterraron ayer a la mañana, y bueno, ya descansa al fin. Mañana tenía prevista una barbacoa, pero no iré porque quiero estar aquí con mi madre. Pero no hablemos de eso. El viernes me encargaron una composición para el año que viene, y me pagaron la mitad, así que me fui de marcha y encontré a una soprano preciosa admiradora de mi música que me pidió el teléfono y me anotó su messenger, por donde hoy me ha dicho que el otro día iba muy borracha. Supongo que se refiere a hablarme con la boca pegada a mi boca, abrazada, soltando brillos por sus ojos, y bailando como una posesa intentando volverme loco. Ya me lo conozco, y nada de eso me afectó, al contrario, me hacía gracia cómo se repite la historia una y otra vez. A Mar la llamé el mismo domingo, y ella me llamó el lunes a la mañana, ya que no pudo contestarme en su momento como es costumbre. Estuvo muy comprensiva con la situación, y bueno, parece que todo se ha calmado, aunque hayamos tenido que recurrir a no saber nada el uno del otro. Efectivamente, por bien que esté haciéndolo ahora con Juan, lo hecho, hecho está, y bueno, no sé qué clase de relación es esa, basada en mentiras por todas partes. Créeme, que al final todo se les vuelve en contra, pues cada uno da lo que recibe, y recibe lo que da, como dice Drexler. No dudes jamás que yo sé
quién es Mario, aunque no te lo diga, no es difícil calarlo.

Besos en mitad de un frío anochecer primaveral…

3 May 2008 – Re: Rosas del jardín

Menudo cenón maravilloso. A mí me dan tics de la emoción de tan rico todo. Te veo enérgicamente bien y eso me alegra. Yo fui secuestrado por un par de amigos y fui a Granada a tapear y a ver las cruces, y a visitar a mi amiga Olivia, que hacía dos años que no veía, y que está realmente cambiada, y realmente hermosa. Me puse algo nervioso, y me lo notó, pero parece que bien, pues me llamó esta mañana muy feliz de mi visita fugaz e improvisada. Planeamos una visita a Ámsterdam, cuando me reponga de todos estos meses de paro obligado e involuntario. Después fumamos marihuana en el coche de Juan, y para casa. Me hacía falta un
pequeño viaje justo así, sin pensarlo, improvisando según va
apeteciendo. Me siento bien Gladys, comienzo a sentirme bien a pesar de ya no tener noticia alguna de Mar. Espero ver esas fotos pronto. Mientras nos tomamos esa cerveza o no, recogeré flores para ti.
Besos de sábado.


6 May 2008 – Re: cómplice de un muerto2

Me dan muchas ganas de besarte cuando te leo cosas como: “Me hubiera gustado formar parte de ese caos de su estudio y de su vida, tirarme entre toda aquella mierda y pintar”. Te he cargado aquí Anochecer en Oporto, para que puedas oirlo: http://www.goear.com/listen.php?v=e95831b
Ya me contarás.
Besos en mitad de la primavera!

6 May 2008 – Re: (ruido de aplausos)

Esta música me la provocan seres tan maravillosos como tú. Suerte la mía de mezclarme contigo, aunque sólo sea vía mail y alguna llamada telefónica.
Besos agradecidos!

24 May 2008 – Re: aceites solares con aceitunas

Lola merece que la fusilen. No puedo decir más después de leerte. Me da vergüenza que te traten de ese modo por mi culpa. Lo siento, no sabes cómo lo siento Gladys. Yo la trataré igual cuando quiera volver a publicar alguna música mía. Igual no, mucho peor. El doble de peor. Querida Gladys, quité Anochecer en Oporto porque lo colgué exclusivamente para que lo escucharas tú. No quiero que lo escuche nadie más porque no estoy contento ni con la interpretación ni con la grabación, aunque suene medio agradable. Me estoy volviendo cada vez más maniático con esos temas, pero debo estar totalmente seguro con lo que suena, tener la total aprobación sin conformarme de un modo miserable. Efectivamente, tu padre detectó algo, sabio loco. Debes estar preciosa con tu nuevo corte, al sol debe ser lindo. Me parece cojonudo que vendas y te renueves en ese libro blanco, es como renacer. También me gusta esa nueva aceptación de tu interior, de tus preferencias, de tu disfrute, es así del único modo que la existencia merece la pena. La gente se sorprende con todo, eso es cierto Gladys. Yo también tuve algunos cambios últimamente. Por ejemplo, he deshecho la orquesta hace un par de días. Los motivos, bien claros. Quise programar ensayos y conciertos y ninguna fecha absolutamente es posible. No me he molestado con nadie Gladys, pero he decidido dejar de ser patio de recreo y organizador de excursiones para estos doce espíritus incompletos con ansias funcionarias. También hay noticias mejores aún, por ejemplo, ya tengo productor para grabar el disco. Y verás, es que he decidido dejar el disco en la mitad, o sea 6 piezas, las 4 que ya escuchaste, y 2 de anterior factura, que existen ya en grabación, y que aquí se llamaran igual ambas, con un número detrás que aún no he decidido. Un disco pequeño, no llegará a la media hora, pero delicioso, eso seguro. Así que básicamente, yo también “me corté el pelo” Gladys. Y básicamente, yo también cambié mi forma de pintar. Ahora sólo necesito que me llamen de las islas París para trabajar, y seguir alimentando mi curiosidad inquieta. También me llamó el miércoles Mar, a la que he notado cambiada, más comprensible, con las cosas más claras entre nosotros, y estoy muy feliz de que todo se calme y lleguemos a ser amigos, y eso espero, sólo amigos. Te dejo un audio de lo último que estoy escuchando, Keren Ann, de la que te recomiendo todo. Pásalo bien en las fiestas. Un beso.
http://www.goear.com/listen.php?v=dd0c44d

 25 May 2008 – …un relatito de Cortázar

…un relatito de Cortázar que me ha gustado mucho. Besos!

LAS BUENAS INVERSIONES
Julio Cortázar

Gómez es un hombre modesto y borroso, que solo le pide a la vida un pedacito bajo el sol, el diario con noticias exaltantes y un choclo hervido con poca sal, pero eso sí con bastante manteca.

A nadie le puede extrañar entonces que apenas haya reunido la edad y el dinero suficientes éste sujeto se traslade al campo, busque una región de colinas agradables y pueblecitos inocentes, y se compre un metro cuadrado de tierra para estar lo que se dice: en su casa.

Esto del metro cuadrado puede parecer raro, y lo sería en circunstancias ordinarias, es decir, sin Gómez y sin Literio. Como a Gómez no le interesa más que un pedacito de tierra donde instalar su reposera verde y sentarse a leer el diario y a hervir su choclo con ayuda de un calentador primus, sería difícil que alguien le vendiera un metro cuadrado porque en realidad nadie tiene un metro cuadrado sino muchísimos metros cuadrados. Y vender un metro cuadrado en mitad o al extremo de los otros metros cuadrados plantea problemas de catastro, de convivencia, de impuestos y además es ridículo y no se hace, ¡que tanto!

Cuando Gómez, llevando la reposera con el primus y los choclos empieza a desanimarse después de haber recorrido gran parte de los valles y las colinas, se descubre que Literio, tiene entre dos terrenos un rincón que mide justamente un metro cuadrado y que por hallarse cito entre dos solares comprados en épocas diferentes posee una especie de personalidad propia aunque en apariencia no sea más que un montón de pastos con un cardo apuntando hacia el norte.

El notario y Literio se mueren de risa durante la firma de la escritura, pero dos días después Gómez ya está instalado en su terreno en el que pasa todo el día leyendo y comiendo hasta que al atardecer regresa al hotel del pueblo donde tiene alquilada una buena habitación, porque Gómez será loco, pero nada idiota, y eso hasta Literio y el notario están prontos a reconocer.

Con lo cual, el verano en los valles va pasando agradablemente, aunque, de cuando en cuando hay turistas que han oído hablar del asunto y se asoman para mirar a Gómez leyendo en su reposera.

Una noche, un turista venezolano se anima a preguntarle a Gómez por qué ha comprado solamente un metro cuadrado de tierra y para qué puede servir esa tierra aparte de poner la reposera, y tanto el turista venezolano como los otros estupefactos contertulios escuchan esta respuesta:

-Usted parece ignorar, que la propiedad de un terreno se extiende desde la superficie hasta el centro de la tierra, calcule entonces.

Nadie calcula, pero todos tienen como la visión de un pozo cuadrado que baja y baja y baja, hasta no se sabe dónde y de alguna manera eso parece más importante que cuando se tienen tres hectáreas y hay que imaginar un agujero de semejante superficie que baje y baje y baje.

Por eso, cuando los ingenieros llegan tres semanas después, todo el mundo se da cuenta de que el venezolano no se ha tragado la píldora y ha sospechado el secreto de Gómez, o sea que en esa zona debe haber petróleo.

Literio es el primero en permitir que le arruinen sus campos de alfalfa y girasol con insensatas perforaciones que llenan la atmósfera de malsanos humos. Los demás propietarios perforan noche y día en todas partes, y hasta se da el caso de una pobre señora que entre grandes lágrimas tiene que correr la cama de tres generaciones de honestos labriegos, porque los ingenieros han localizado una zona neurálgica en el mismo medio del dormitorio.

Gómez, observa de lejos las operaciones, sin preocuparse gran cosa, aunque el ruido de las máquinas lo distrae de las noticias del diario. Por supuesto nadie le ha dicho nada sobre su terreno y él no es hombre curioso y sólo contesta cuando le hablan. Por eso contesta que “No” cuando el Emisario del Consorcio Petrolero Venezolano se confiesa vencido y va a verlo para que le venda el metro cuadrado. El emisario tiene órdenes de comprar a cualquier precio, y empieza a mencionar cifras que suben a razón de cinco mil dólares por minuto, con lo cual al cabo de tres horas, Gómez pliega la reposera, guarda el primus y el choclo en la valijita y firma un papel que lo convierte en el hombre más rico del país, siempre y cuando se encuentre petróleo en su terreno, cosa que ocurre exactamente una semana más tarde, bajo la forma de un chorro que deja empapada a la familia de Literio y a todas las gallinas de la zona.

Gómez, que está muy sorprendido, se vuelve a la ciudad donde empezó su existencia, y se compra un departamento en el piso más alto de un rascacielos, pues ahí hay una terraza a pleno sol, para leer el diario y hervir el choclo, sin que vengan a distraerlo venezolanos aviesos y gallinas teñidas de negro que corren de un lado a otro con la indignación que siempre manifiestan estos animales cuando se los rocía con petróleo bruto.

3 de octubre de 2013 – Tu música es un suspiro y tu canción, es una ballena azul

Querida Gladys:

Ayer tuve un extraño día cargado de emociones extrañas, y no te lo niego, leerme y leerte fue de lo más intenso. He hecho parte importante para mi existencia el título de este mail, que es una de las hermosas cosas que me dedicaste. Aún estoy emocionado. También me causó sensación raramente intensa encontrar a Mar allí tirada. Compruebo que es exactamente igual que otra mujer que ocupó mi vida hace un año. No lo niego, aún la ocupa, aunque ella no lo sepa, o sí, y al revés. Por mi parte poco que contar actualmente, mi vida es igual de desastre que entonces. Sigo dando clases en Oporto, pendiendo de un hilo, sigo componiendo música para piano, esta vez Mallorca, ya sabes, y sigo enamorándome una y otra vez, acumulando historias sin terminar. Me hizo estallar de alegría tu propuesta de volver a escribirnos. Sé que tuve un periodo raro, bueno varios, y que a veces no encajo bien las cosas, pero estoy muy feliz de todo lo que te pasa, tu confirmación de la relación con Juan, tus premios, y todo en general. Me siento orgulloso de ti Gladys. Siempre supe tu valía, pero ahora, se confirma, y eso ya no es simple intuición. Te escribo en una guardia en la sala de profesores. Quería sentarme expresamente a escribirte, pero creo que si espero a hacerlo, no lo haría nunca. Un beso tranquilo, y lleno de paz…

10 de octubre de 2013 – Re: los guau guau

Jueves. Todos los días me levanto a las 6.50, está oscuro y hay muchas nubes que van desapareciendo a medida que avanza el coche en los cincuenta minutos que tardo en llegar de copiloto. Siento mi horario clavado como un cuchillo y desangrándome de incertidumbre, pero pongo a La Cabra Mecánica y todo se me quita. Ella lleva un día sin mirar el teléfono, yo lo miro a cada segundo, enfermo, deseoso de saber. Soy el mismo de siempre, pero he cambiado algo. Cada vez me preocupa menos lo importante y más lo innecesario. El disco se presentará el 26, antes era el 9, pero no es segura la fecha, aún no, los políticos y protocolos no dejan nada claro nada hasta última hora. Después del recreo tomo café con mis compañeros, que están muertos, y se preguntan por qué tomo tanto café un día tras otro. Llega Olivia, me altero. Soy tan tímido ahora que ya no soy capaz siquiera de mirarla. Soy muy celoso, me doy cuenta en pequeñas tonterías cotidianas, me hacen comprobar que no tengo remedio, que no se puede ir así por la vida, rozo la contradicción. Lo acepto, pero es tan difícil aceptar que todo está podrido realmente… No prometas nada. Yo tampoco lo haré. Me encanta tu mujercita, su mirada es brutal. Te mando un beso volado, con cierto desencanto general…

16 de octubre de 2013 – Sol

Mucho mejor, miércoles. Ahora parece que Oporto se presentará el 14. Estoy excitado con la idea. Mario prepara una fiesta en la terraza, con Oporto por supuesto. Antonia vino a casa sin avisar, y yo estaba almorzando con Mario y Alfredo. Vino con ganas de follar, cuando es así ni llama ni escribe, y lo hace cuando menos lo esperas, ella es así. Olivia hoy aseguró que le encantaba mi música y mostró interés por la presentación de Oporto. Estoy mucho más feliz que el otro día. Espero no haberte preocupado, pero suelo tener estados así de cambiantes, la casi bipolaridad de Antonia me hizo mella en este año que llevamos juntos, a pesar de no tener ahora mismo una relación como tal. Imagino que estás a tope con todo, que no te queda tiempo. Lo comprendo. Escribe cuando quieras y puedas, no hay orden entre nosotros, eso es lo bueno. Un beso, o dos, con una música escondida en tres por cuatro!

16 de octubre de 2013 – Re: Montañas y zepelines

Yo tampoco sabía de mis celos hasta conocer a Antonia. Te iré presentando poco a poco. La soledad de los números primos es un libro que conocí precisamente a través de Antonia ya ves. Nunca lo leí. Lo descargue al iPad pero nunca me llamo la atención. Ahora la leeré con detenimiento. Un día de los buenos es en Galicia o en Málaga con Olivia. Ya te contare. Un beso, te quiero de verdad, y ojalá pudiera tomar un café contigo algún día en algún sitio…

23 de octubre de 2013 – Re: Pan, pasteles y pastas.

Querida Gladys: 

Se confirma la presentación de Oporto en el Auditorio el próximo 14. Estoy excitado con la noticia, pues allí se arremolinaran amigos, amantes, relaciones aún sin iniciar, a medias, terminadas y por terminar. Va a ser un poco lío, pero me excita todo eso, pues en realidad, muestro lo mejor de mí, y eso no puede hacerme más feliz sobre todo en estos tiempos raros que vivimos. Antonia es una mujer con la que por Halloween del año pasado inicie una intensa relación de la que aún no acabo de salir, pues es severamente voluble (todo el mundo en las islas París asegura que médicamente hablando está enferma, que no son normales sus cambios de opinión). Ella es concejala de cultura, con cinco hijos, separada de un matrimonio que duró unido quince años. Yo me volví a enamorar, pero ahora es aún más complejo, pues ella no quiere tener una relación conmigo, pero le dan brotes, y me hace enloquecer, entonces vivo con mi corazón loco, como dice la canción. Debo aprender a no amar a Antonia, a no quererla, a no darle el gusto, pero no se despreciarla, y mira que me intentó convencer de que es lo mejor. Recuerdo el viaje a Oporto cuando fui a tocar en el pregón de las fiestas. Nos pegamos un fin de semana de lujo inolvidable. Inolvidable ese par de noches en Oporto. Tampoco olvidare Galicia, y ese arrebato que le dio en un bus en el que pensé que nos denunciarían por escándalo público. Mario es un amigo de toda la vida, lo conocí en Granada, y mantenemos una gran amistad, es profesor de chino. Alfredo es cura, aunque no lo parece. Olivia es una compañera con la que tengo algo flotando aún por desvelar. No se Gladys, me gusta vivir, volverme loco de amor, aunque me equivoque, aunque se equivoquen conmigo. Pinta siempre Gladys, escápate por ahí y enséñamelo para conocerte más ahora. Y háblame de ti, de mi poco se puede decir nuevo…

Un beso dulce como una flauta de pan.

23 oct. 2013 – Invitación y recomendación 

Olvidaba recomendarte que veas Prisioneros. Aún estás a tiempo de aprovechar la oferta esa de la fiesta del cine. Y por supuesto un imposible, invitarte a mi presentación, imagino verte, me volvería loco, y te lo dedicaría todo, ya lo sabes… Más besos

23 oct. 2013 – Re: correo fugado


Adorada Gladys:

Antonia cree que me quiere. Es la diferencia, no cree ser nada, simplemente cree que me quiere. Hay algo más jodido que no te quiera la persona que amas, pensé que no, pero sí, y es que crea que te quiere y no sea así. Y que a ratos sea extrema de un lado y de otro, perdida en su confusión sentimental, en su capricho existencial. Es raro que se pierda un correo Gladys, pero no le doy importancia, seguro que lo borraste sin querer. Hoy tengo pocas palabras en general. Olivia está muy simpática, yo, simplemente callado y raro, no tengo iniciativa ni para una conversación trivial, llevo una semana sin contacto alguno con Antonia y tengo síndrome de abstinencia. Qué estas pintando? Qué estas escribiendo? Tengo curiosidad Gladys, te perdí tantos días la pista, o fui yo… Un beso con la felicidad de leerte de nuevo…

23 oct. 2013 – Carnaval

Te puedo resumir mi último año con dos textos. Uno es del 2 de noviembre de 2012. El otro, de hoy mismo, 31 de octubre de 2013:

Las historias de Mario nunca tienen final Publicado en noviembre 2, 2012 de Miguel Pérez

Llegó la hora de retirarse. A veces es necesario borrarse del mapa y apreciar el paisaje desde lejos. El mismo disco de Tete, ese sabor antiguo que desde siempre acompañaba a sus cigarrillos a la hora de escribir era justo lo que Mario necesitaba. El tiempo de las cervezas se iba perdiendo en el propio tiempo, a emborronarse con demasiadas historias de amor sin final. Las historias de Mario nunca tienen final. Mario prefiere arruinarse en medio de mil situaciones que no terminan para así tener la sensación de una vida intensa, quizá una vida que no es siquiera la propia vida de Mario, que gasta sus últimos años en el asilo escribiendo un disco para piano que jamás terminará. Y es que, la música de Mario nunca termina, es un bucle infinito en fase de inspiración, paellas y botellas de Oporto que parecen siempre la misma y que por pequeños detalles no dejan de plantar cosas hermosas y nuevas en el corazón de Mario, que improvisa e improvisa sin parar una nueva historia de amor para no terminarla nunca, hilos de inspiración y calentura que huelen a recuerdo y al aroma salino de la novedad en cualquier mes siempre de otoño, y siempre con una hermosa nube azul que intenta dibujar algo para no acabarlo jamás, una serpiente o una corbata que se cuelga de la nada para desaparecer como cuando Tete acaba un tema muy lento y muy hermoso en un viejo piano que transcribe un viejo tocadiscos en la sala de usos múltiples del asilo donde Mario intenta recordar su vida para inventarla una vez más, o menos, según se mire.

Últimas fotografías Publicado en octubre 31, 2013 de Miguel Pérez

Hace un año Mario escribió que a veces es necesario borrarse del mapa y apreciar el paisaje desde lejos. Mario necesita borrarse del mapa más que nunca, arrancar y sobrevolarlo todo. Mario ha acabado su disco, su pequeña terapia para seguir existiendo, su Oporto en vasos de plástico, su mentira gorda para sobrevivir en la aquella misma isla de siempre donde Mario ha visto de todo y ha vivido mucho más. Ahora Mario quiere volver a olvidarlo todo, olvidarse del Oporto, de las paellas con los amigos, de las nubes que atraviesan los aviones hasta llegar a Cracovia, de todas las que alguna vez le prometieron olvidarlo todo alguna vez en Tenerife, en Italia, en Cuenca, alguna vez, o en algún sitio distinto a todos los sitios de este mundo. La isla favorita empieza a tener otra temperatura para Mario, siente la necesidad de volarlo todo por los aires sin compasión, y en medio de este pequeño instinto asesino, mientras espera, ofrece un pequeño concierto de quince minutos con sus últimas fotografías, sus pequeños autorretratos de colores, que ahora ya son amarillentos, en blanco y negro, carcomidos por las ratas, y que ya reparte a sus amigos entre nota y nota por las esquinas.

Lo demás, lo del medio, no tiene interés, pero si quieres seguirlo es este mi blog actualmente: http://pianistacallejero.wordpress.com/ Besos de un jueves disfrazado de viernes.

5 nov. 2013 – Re: mi fijo y mi móvil

Y mi fijo, el 000000000. No te doy el de mi casa en Oporto, porque aunque tengo (000000000), el teléfono fijo (el aparatito) se lo dejé a Antonia, pues en realidad no lo uso.

Mi móvil, 000000000. Supongo que también la tienes, pero si no, dame un toque cuando quieras y te llamo, puedo hablar infinito y gratis.

Un beso realmente feliz de leerte de nuevo.

5 nov. 2013 – Re: ‘de las nubes que atraviesan los aviones hasta llegar a Cracovia’

Queridísima siempre Gladys:

A lo que tú tienes miedo es al infinito en general, y a eso, por suerte, nosotros no llegamos. Mira si no los días, cómo se acaban achicando cuando hay tanta plancha y tanta lavadora, tanta compra y tanta fregona. Pero por suerte, también hay un rato para el amor, todavía me ilusiona ese ratillo ya ves. Soy un puto romántico y no me había enterado, o no lo quise ver, quién sabe. Cuando hago música tengo cualquier estado Gladys, generalmente con ansiedad, que me la suele provocar la mentira de alguien a quien quiero mucho, no hago nada. Me quedo lelo nervioso, con mucho apetito, o con el estómago cerrado. Así no se puede Gladys. La mayoría de las piezas de Oporto están escritas para Antonia, las escribí con ella a mi lado, y eso creo que se nota. Ayer me llamó para tomar una cerveza. Yo dejé todo como siempre para estar con ella, encantadora, buscando el apoyo en mí cuando ve que desaparezco. Así estamos, continuamente en guerra y paz. No te lo niego, tengo tantas ganas de tocar porque sé que Olivia va a estar entre el público. Es jodido esto de tener una musa, incluso sin ser una decisión propiamente tuya. Se ha llevado mi corazón Gladys, no sé cuándo me lo devolverá pero, te miento si te digo que no.

Un beso infinito.

P.D.: Le dije a mis alumnos que las nubes eran siempre las mismas, daba igual desde donde las miraras, si en Málaga, o en Oporto. Me di cuenta de esto cuando visité a Cracovia, no sé si te conté, otra historia para no dormir. Más besos…

8 nov. 2013 – Capricho buceador

Hermosa Gladys:

Estoy roto de dolor. Hace dos días Antonia me confesó que había conocido a otro. Aún no pasó nada cuando me lo confesó (o eso dijo), pero auguraba que pasaría. Lo conoció en una piscina, y me dijo que aunque no estábamos, quería decírmelo porque yo merecía saberlo de su boca antes que verla con otro o que me llegara por otros canales. El problema radica en que Antonia quería iniciar una amistad aún más profunda si cabe conmigo, y yo no puedo Gladys. No puedo ser amigo de quien amo, mucho menos si esta persona está con otro. No quiero ser el eterno apoyo mientras se acuesta con otro. Ni quiero follar cuando ella lo estime oportuno, es muy egoísta. Total, me presenté ayer en su trabajo a quemar el último cartucho. A la noche me dijo que iba a quedar, y que iba a pasar lo inevitable, y yo, pues le ofrecí cenar. Ella no aceptó. Entonces le aclaré que lo que la noche anterior me dijo y yo acepté (lo de ser “muy amigos” (¿qué es eso de gran amistad después de una relación Gladys?)), no era aceptable, que lo pensé mejor, y que yo no quería compartirla, y que, por tanto, me había dado cuenta que lo que yo quiero no es ser amigo de Antonia. Ella aceptó y dijo que era lo mejor ir cada uno por su lado (ella es variable, bipolar diría yo, acuérdate). Le regalé entradas para el concierto, está loca por ir, y le pedí que si le sobraran, no invitara a esa persona (pues me insinuó que qué me parecía si la invitaba a ir al concierto). Estoy roto Gladys. Siento que lo di todo a una persona que no lo mereció. Y sé que ya no podré ser ni amigo de Antonia, no puedo Gladys, ya no me fio de ella, no confío, pues se fija en cualquiera, y eso me deja en muy mal lugar a mí. Ojalá le funcione, tengo la certeza de que no (ella me asegura un sicólogo amigo mío que es trastorno límite de personalidad). No me ha valorado, y ha sido tan egoísta de pretender iniciar otra relación sin perderme. No amiga, la vida es un juego, y como tal, hay que jugársela. Lo estoy pasando mal Gladys, pero te juro que de esta salgo, y que el tiempo me dará la razón. La verdad sólo tiene un camino, no Gladys?

Te mando un beso, con el firme propósito de ensayar esta tarde al piano, ir al gimnasio, y retomar y reorganizar mi vida, deshecha ahora por culpa de un capricho buceador…

8 nov. 2013 – Re: palabras de Bacon

“Todo tiene su envoltura y su meollo, apariencia y esencia, máscara y verdad. Que alcancemos sólo la envoltura en vez de la esencia de las cosas, que su máscara nos ciegue de tal forma que nos impida hallar la verdad, ¿en qué medida influye en la claridad interior de las cosas?…” (Marc)

mar., 12 nov. 2013

12 nov. 2013 – Así mi corazón se desangre

Mi querida Gladys:

Poco a poco me voy calmando, entrando en un terreno de paz y tranquilidad, que debo controlar, pues con facilidad me desato, tocar todos los días el piano con el corazón así es lo que tiene, máxime música escrita por y para ella, para un concierto por y para ella. pero mi corazón se está arreglando no creas. Tengo una familia deliciosa, unos amigos inmejorables, una profesión y una pasión únicas. No puedo pedir más Gladys. Estos días ando revuelto y feliz a partes iguales. Revuelto por la brecha que aún está abierta, pues todo apunta a que Antonia ya empezó la relación (y sé cómo son esos inicios, y sé cómo estará Antonia, y cómo estará la otra persona. Y sé también lo intensa que es la presencia del sexo en este primer impulso). Pero feliz por la presentación de Oporto, el alboroto que está provocando (además de el morbo añadido, esto es pequeño y casi todo el mundo sabe quién es Antonia, quien soy yo, y en el momento que estamos). Va a ser un concierto único Gladys, con la pasión que suelo poner, pero esta vez multiplicada, imagina. Y entre el público estará ella. Y es el momento de decirle todo con el piano, que se acabó para siempre, que no hay medias tintas para mi corazón, que la vida es un juego, y este nuestro ya se ha acabado. Y no estaré solo Gladys. Una “amiga” de Granada viene a acompañarme. Es una historia que como casi todas las mías, está a medio hacer. Faltará a una hora de clase para poder asistir, y se quedará en casa. Estoy felicísimo, ella no lo sabe del todo, me ayuda un reencuentro. Y puede que si Antonia asiste (aún me cuesta creer que venga no sé por qué), desate celos en ella su presencia (fueron compañeras en un instituto hace años). Me da igual. Ya me da igual todo Gladys. También asistirá Olivia, una compañera con la que flota algo particular, a la que yo le he dado a entender que me gusta, pero con la que mantengo una distancia rara, pues es verdad que cuando compartimos dos palabras es muy intenso. Tengo que arreglarme Gladys, al menos por mis amigos y familia, no está bien que yo me hunda por nada. Además, presiento que esta historia de Antonia tampoco saldrá bien (como todas), y que algo fallará si no para ella, para él. Y puede que quiera verme (todo el mundo lo asegura), y algún amigo me dijo que me aprovechara sexualmente de ella. Pero Gladys, ni un solo beso más, ni una sola caricia. Nada. Jamás. Eso lo dejo para quien las merezca. Ella sólo merece que sea educado e indiferente, para siempre. Así mi corazón se desangre, jamás volveré a tener una conversación de más de un minuto con Antonia. Nunca.

Te dejo una pieza que escucho estos días, supongo que tiene que ver cómo me siento: http://www.goear.com/listen/39064c9/insoportablemente-cruel-con-calle-13-andres-calamaro

Un beso más.

18 nov. 2013
Re: y…

Querida Gladys:

El concierto fue mágico. Tenía el corazón en la boca durante el primer Oporto. Después todo yo me convertí en corazón, latidos pausados, y muy sentidos. Tuve dos bises, y en primera fila, estuvo Antonia, a la que traté con la misma intensidad que cualquier otro espectador. El resultado, me bloqueó en facebook. Dácil estuvo encantadora, y Olivia, preciosa. Yo tengo nuevamente la autoestima en su sitio. Antonia está en su sitio. Vuelvo a ser yo, y ya estoy moviendo para tocar en otros teatros, ya te iré contando. Perdona no escribirte, estuviste presente todo el tiempo, pero fue un fin de semana intenso, lleno de copas y almuerzos, risas, y reencuentros. Estoy feliz nuevamente, y lo mejor, por fin Antonia ya pertenece al pasado.

Un beso renacentista!

22 nov. 2013 

Tu última foto

Estas preciosa Gladys. Un beso.

24 nov. 2013
Re: El generador de belleza

Me gusta la foto que me mandaste. Muchísimo. Me haces sentir tan orgulloso al leer todas tus exposiciones… ¿Cómo fueron? Tengo curiosidad porque me cuentes todo lo que percibiste entre líneas. Yo estoy pensando en publicar mi novela, El Cuarto Baño, desde que la tenga te hago llegar un ejemplar. También quiero ir a Casablanca, no sé cuándo, a visitar a una amiga, Asmaa, nunca te hablé de ella, pero ahora es el momento, de aceptar su invitación digo. Por lo demás todo en orden, hay gente moviendo la presentación de Oporto en Málaga y las islas París, pero aún no hay nada decidido. Dejó buen sabor de boca, mucha gente que no me conocía con un piano  cerca quedó anonadada al no casar en sus cabezas mi persona con aquello que vieron en el teatro. Una chica dijo que mis manos eran como mariposas, algo atontada por lo sucedido… Creo que fue tan mágico para el público como lo fue para mí. No es que no case mi persona con lo que hago, es que procuro no mezclar, reservarme para lo que merece la pena, cuidarme de que me hagan daño, quien sabe…

Espero que tu fin de semana haya estado a la altura. 

Un beso princesa.

30 nov. 2013 

Hasta no poder pronunciar una sola palabra

Única Gladys:

Lo que es la vida. Antonia marcó mi número de teléfono el jueves por la mañana. No lo cogí, estaba en clase. No le devolví la llamada, no me dio la gana. No sé el motivo, si era enfado, tristeza, aburrimiento, error, o qué, pero me da igual Gladys. Y a cada segundo que pasa me siento más fuerte. Lo que es la vida. La tortilla se ha dado la vuelta sin darme cuenta. Me encanta la imagen que me mandas, y cómo sientes mi piano, llevas razón, yo poco tengo que ver con mariposas. Un sicólogo amigo está moviendo para poder presentar Oporto en Madrid, quién sabe, te imaginas? Me gustaría tanto Gladys, tomar una copa de Oporto, musicalmente hablando claro, contigo. Coincido a pesar de todo con Mario Gladys, de hecho, yo siempre pensé que ibas por ahí, aunque también sabía que buscabas el placer general. Pueden convivir las dos cosas a la vez, no? Me gustaría saber qué piensas sobre esto. Yo, por ejemplo, intento que mi placer coincida con el del oyente. No es prioritario, porque siempre he pensado que mi placer es el del oyente, y que esta coincidencia es la causante de que algo tenga lo que tiene que tener o sea vulgar y sin fuerza. Yo imagino muchos caballos violando a brochazos de colores el cielo, trotando con una fuerza infinita que cada vez es más intensa. Cuando atraviesan las nubes son como estallidos sonoros, como cuchillazos que te lanza mi piano al corazón, produciendo sensaciones que intentan atravesar la razón sin conseguirlo, pero que acarician ideas maravillosas que nos producen la emoción, y por lo que merece la pena seguir viviendo, aunque el país vaya tan asquerosamente mal. Voy a prepararme Gladys, me espera una barbacoa y un montón de gintonics en casa de Alfredo donde hemos quedado unos amigos para brindar hasta no poder pronunciar una sola palabra. Voy a brindar por la vida Gladys. Pero el primer brindis de hoy, va por ti.

Un beso de sábado.

P.D.: Te adjunto dos imágenes con mi amiga Asmaa, que ahora propone vernos en Tánger.

10 dic. 2013


Re: entre mis ojos y mi cogote.

Pequeña Gladys:

Como siempre, me sacas una sonrisa con las imágenes que mandas. Eres encantadora y Juan tiene mucha suerte. Estos días de puente he estado muy tranquilo y feliz, a ratos con Mario, a ratos con Alfredo (son un poco incompatibles, cuando los he juntado han saltado chispas). Estuve mal del estómago el sábado, creo que algún gintonic de la farándula la noche anterior estaba picado. Este correo me tranquiliza la verdad. Tu verdad es lo más importante para los que te seguimos, tenlo claro. Estaba tomando un café y leyendo una entrevista a Don Delillo, en la que dice algo que me gustó y quería compartir contigo: “el escritor que escribe contra el poder, contra el pensamiento único o la forma de pensar oficial está desempeñando una función importante”. Si escribir notas musicales o cualquier forma de arte también vale, yo estoy en el equipo de este señor Gladys. No dan ganas de salir a la calle Gladys. Por aquí hay un temporal de aúpa, las clases se cortaron en todas las islas París menos en la número 8 y la mía, lo habrás escuchado en los noticieros. Está previsto que mi isla reviente el jueves, a ver si es verdad (de lluvias y eso digo, que le viene bien a la isla tan seca). Me gusta tu descripción del tiempo respecto al ocio, ese binomio aparentemente tan peligroso en estos días tan prácticos en los que vivimos, donde lo inútil parece ser más inútil que nunca. Respecto a mi viaje, Asmaa es un poco complicada, a veces no se puede hablar con ella por cuestión de tiempo, otras por cuestión de conexión con el skype… pero es divertido saber que me recomienda dormir en el barco cuando le pregunto dónde reservar hotel si en Casablanca o Tánger. Me iré el 26 por la mañana, y regreso el 30 por la mañana también. Por lo demás todo como siempre, ahora poniendo exámenes y corrigiendo, y en unos minutos a tender la ropa de la lavadora. También bajaré a comprar tabaco, lo dejé, pero recientemente compré de nuevo, lo dejo en enero otra vez como siempre. Te envío una imagen con Antonia, sólo para que puedas ponerle aspecto a quien fue tan importante para mí, la más importante diría yo, porque ya terminó para siempre, soy irreductible en esto último. Y también un tema, Insensatez, que bien podría ser banda sonora de aquello que desató la ruptura obligada entre Antonia y yo: http://www.goear.com/listen/0d03428/how-insensitive-stacey-kent 

Está muy nublado Gladys, pero verás como pronto sale el sol. Te mando también estas nubes que veo desde mi ventana, que son las mismas que las de Madrid, pero desde mi ventana.

Besos invernales…

11 dic. 2013 


Re: La maldición del cuento nórdico

Te adjunto un par de fotos, una con Alfredo (con pistolas), la otra con Mario (fumando después de la presentación de Oporto). 

Pronto te hablaré de ellos. Un beso de colores derretido 

23 dic. 2013


Re: Algo tremendamente complejo

Te debía escribir yo. Llevo días pensándolo. Sigues siendo un encanto. Mañana te escribo, ahora tengo cuatro gintonics que no me dejan el cuerpo a punto para ello 😉

23 dic. 2013

Fun Fun

Querida Gladys:

Quizá esta sea la última carta que te escriba este 2013. Lo único que deseo es que estés realmente repuesta. No te he escrito antes porque he estado un poco tonto (te plagio) estos días. Verás, fue la cena de navidad del instituto, y bueno, ahí estaba Olivia (que es la única mujer que realmente ha movido mi sangre después de Antonia), con su pelo planchado y su belleza de infarto. No puedo remediarlo Gladys, la belleza femenina me puede, soy incorregible. Total, que ya después de cenar, quería invitarme a la primera copa, yo le dije que no se preocupara, ella se enfadaba diciendo que ella no se negaba cuando alguien la quería invitar, yo finalmente le acepté y pedí una cerveza, ella que si para eso había liado tanto… todo entre risas, pues lo evidente flotaba entre nosotros, y era hermoso aquello tan estúpido entre dos personas ya tan adultas. Fue tanta la felicidad que no pude evitar confesarle que fue el motivo que desató mi concierto del otro día. Ella se derritió. Y yo me derretí. Quedamos como cualquier pintura del Dalí más surrealista que puedas imaginar, y aún estamos en ese cuadro metidos. Lo único triste es que cuando ella me confesaba que no podía dejar de pensar en lo que le había dicho, y blablabla aparece un profesor de biofísica que se pone entre nosotros dos. Mario que a pesar de ser de religión es muy fanfarrón, me dijo que si se lo hubiesen hecho a él, que lo habría mirado fijamente hasta echarlo de la escena, pero a mí no me gustan las peleas de gallos Gladys, me parece cateto, además, qué coño, que decida ella qué gallo es el que le mueve a ella, ¿no? Total, que he estado muy feliz estos días la verdad, poniendo notas, rellenando informes, pero muy feliz. Luego cogí un avión a Mallorca (me acercó mi amigo Mario al aeropuerto, Alfredo no quiso llevarme (inicialmente me iba a acercar él, o eso me aseguró merendando, pero está raro, muy raro, queda con misteriosas mujeres mayores por Badoo desde que lo dejó con Claudia, y no le cuaja nada. No te dije, es de religión, tiene solamente media jornada, es de Toledo, y lo que realmente quiso ser desde siempre es monje. Tiene una cultura musical muy envidiable)). Respecto al texto de Murakami, es hermoso, pero creo que no sirve. Depende de la fuerza y la circunstancia de cada uno, de la entrega, y la inspiración. No se puede reducir a un resultado médico. Tocar el piano, o componer, pueden potenciarse con alguna circunstancia en principio o aparentemente con forma de obstáculo. Y me viene a la cabeza aquella anécdota que creo te conté alguna vez le pasó a John Cage, cuyo profesor le aconsejó que dejase la música, pues no tenía oído. John Cage, genio, que de tonto no tiene un pelo, le respondió que igual había alguna música para la cual el no tener oído fuese una cualidad.

Un beso con sabor a mazapán.

P.D. Te dejo un villancico, español, por supuesto!

http://www.goear.com/listen/636d872/fun-fun-villancico

23 dic. 2013

Fun Fun 2

Hermosa Gladys:

Olvidé en la carta anterior escribirte el por qué del título y del villancico, que viene a ser lo mismo. El jueves estuve tocando seis horas villancicos en la primera planta del instituto. Había compañeros que lo valoraban positivamente, otros negativamente, los alumnos cantaban, unos más otros menos… Pero de aquella mañana me quedo con una niña con problemas de todo tipo del aula enclave, con su sonrisa y sus dos frases de aquella mañana: “Profe, fun fun” “Profe, cumple”. Eran las dos piezas que me pedía una y otra vez sin parar Gladys, y yo estaba emocionadísimo con verla sonreír… También olvidé que fui a Mallorca, para después coger un avión a Málaga. Pero eso era obvio, ¿no?

Más besos de navidad.

P.D.: Esta vez te dejo el Jungle Bells por Diana Krall que me encanta. Sé que no te gustará del todo, pero a ver si te arranco una sonrisa, ¿sí? 😉

23 dic. 2013

Fun Fun 3 (o el villancico de Diana Krall)

Lo prometido es deuda: http://www.goear.com/listen/224b971/jingle-bells-diana-krall


3 ene. 2014 


Re: Felicidades Miguel

No sé si me llegó o no, fue un follón, igual no lo leí bien, porque si leo Gladys, para mí no hay otra desde hace años 😉 Besos de reyes para ti también, hoy tengo un día liado, y mañana, que me invitan a una fiesta algo rara: curas, abogados, mujeres y más mujeres, y sí, hay un piano. me suena a Passolini la historia. Prometo contarte con detalle en la próxima que te escribo, dentro de muy poco. Un beso Gladys. 

P.D.: Me sacas siempre una sonrisa cuando te leo. Sigues siendo tan tan encantadora. Pero qué suerte que tiene Juan! Más besos!

9 ene. 2014


Re: Tus cartas entre las I.I.I.

Ayer los compañeros estaban todos quejándose de que acabaron las fiestas y había que volver al trabajo. Yo estaba contento, volvería a ver a Olivia. La fiesta fue más bien una especie de suicidio general, no sé, es como si al pulsar las teclas moldeara las almas que allí se sostenían entre canapés y gintonics. Las mujeres se deshacían en halagos y atenciones, cierto, pero es que aquello era la casa de un cura en la que se dieron cita abogadas, profesoras de universidad, bailarines amateur de bachata… y yo. En cualquier caso, fue diferente y muy divertido. Elijo los momentos para escribirte Gladys, y ahora, lo encuentro, un par de horas en mitad de mi horario que me dejaron, no sé, para descansar supongo. Ahora la tengo a mi derecha, a mi derecha está Alfredo, y después ella. Alfredo se acaba de levantar, sudo, me pongo nervioso, no sé por qué, es así. Ayer le di una pequeña libreta que compré en el Picasso, entre temblores, y bueno, tres cafés y mi corazón, imagina. Casi ni podía abrir la puerta del aula de música. Los alumnos de cuarto lo notaron, está clarísimo. Acaba de soltar un par de frases en voz alta, dios es de las voces más bonitas que he escuchado nunca. Qué delirio Gladys. Intenté leer, pero creo que prefiero escribir. Le pasé la novela a una editorial catalana que parece publica cosas que no son importantes, o sea, que ahí puede ser la oportunidad. Cuando veo tu nombre en negrita en mi bandeja de entrada me vienen tantas cosas a la cabeza. Querida Gladys, qué suerte tengo yo también, de compartir contigo.

Un abrazo en medio de la semana, entre el gentío y la rutina, pero con fuegos artificiales
http://www.youtube.com/watch?v=T-MUWJWqOv0&feature=youtu.be

9 ene. 2014 

Pequeña nota aclaratoria

Me olvidé aclararte que este Alfredo es otro (se me multiplican los personajes, tendré que llamarlos por apellido como en clase). Este es profesor, no sé de qué. Su vida es absolutamente tradicional, aunque él no quiera. En sus ratos libres, cuando escapa, escribe un blog.

Besos!

20 ene. 2014

Espacio y tiempo

Querida Gladys:

No hay nada que perdonar, lo importante no es el tiempo, es la intensidad. No te lo dije pero yo sabía que el 2014 te traería cosas mucho mejores. Qué feliz me hace leer tu exposición, sobre todo, porque en marzo voy a Málaga, y quizá me pueda dar un salto aunque sólo sea ir y venir en el mismo día y ver tus obras en directo, algo de lo que aún no he disfrutado y me hace especial ilusión. Reconozco que preferiría que se llamara Miradas, a secas (y ya solamente esa palabra es molesta porque acota), pero tampoco vamos a ponernos estupendos ahora. Aún quedan latigazos de aquella fiesta Gladys qué divertido. La foto que aparecía en facebook era con Lidia, una mujer misteriosa que conocí allí y que comenzó a whatsappearme. Le dije que yo también me fijé en ella. Así que hemos quedado en vernos en la próxima fiesta del anfitrión, en la próxima a la que yo pueda asistir claro. Esto se parece un poco a La Gran Belleza, en lo esperpéntico, tienes que verla Gladys, creo que ya te lo dije, o ya la viste igual, ya me dirás algo, la banda sonora es impresionante, te dejo la música con la que inicia la peli ( http://foofind.is/en/download/bOXdKvQOciXaPWF1/David%20Lang%20–%20i%20lie.html ). Otra que tienes que ver es la de Scorsese, sobre todo porque en las tres horas que dura no paré de reírme, y Gladys, hoy la risa es más necesaria quizá que en mucho tiempo. Precisamente por no parecerte es más atractiva tu obra, cierto, pero creo que le deben dar por detrás a todas las personas del mundo, a todas las personas de todos los tiempos, a todas las opiniones. El arte es inútil e inexplicable, de serlo, no tendría interés. No sé si lo del centro comercial está a tu altura. Recházalo si puedes, te lloverán ofertas si lo haces. Pinta el movimiento de unos fuegos artificiales para mí Gladys, y pinta el sonido si puedes, como si brindáramos en algún momento en algún lugar celebrando algo.


Besos de lunes


10 feb. 2014

desde la barra saboreando cualquier cerveza común

Querida Gladys:

Qué emoción ver tu cuadro el jueves. Me emocionó tanto que sentí rápidamente unas ganas enormes de tenerlo como portada para la edición de mi novela, El Cuarto Baño. Por supuesto, me tendrás que decir el costo que supondría, además de los detalles exactos para los créditos. Por supuesto también, estará enmarcado y a color en el centro de la portada, para que ni letras ni nada pueda estropear esta maravilla. Del material de la portada ya me encargo yo, es lo bueno de las autoediciones, puedes hacerlo como te dé la gana, me puedes decir algún tipo si conoces que tú debes saber de todo eso. Será el libro más elegante que hayas tenido en tus manos, te lo garantizo. Ya me dirás qué opinas de todo esto que te escribo. He estado perdido, un poco. Estos dos últimos fines de semana me fui a Londres, necesitaba calmarme. Todo con Olivia se dulcifica, pero a la vez, mira por dónde, tiene pareja. Es curioso que nos enteremos ahora, pero te aseguro que era insospechable, incluso para Mario, al que no se le escapa ni un detalle en esos menesteres. Mejor Gladys, eso es una historia bien complicada y bueno, es mejor no alimentarla más allá de la ilusión para ir a trabajar cada día, pues el deseo es inevitable, al menos para mí. Su voz está de fondo mientras te escribo, y es realmente hermosa. Con la mujer misteriosa de la fiesta, todo va más encaminado, si en principio iríamos a la fiesta en Málaga, ahora ya directamente hemos quedado para cenar. Después quiere que bailemos salsa. Yo le he dicho que la observaré con detenimiento desde la barra saboreando cualquier cerveza común, española a ser posible. Ya discutiremos eso bah. Ha ganado un caso muy gordo y quiere celebrarlo. A ver. Yo la verdad Gladys, no sé bien qué hago quedando para cenar a estas alturas, pero bueno, como siempre, me parece divertido conocer a gente distinta. Por cierto, hablando de mi salto a Málaga, estoy del 20 al 24 de marzo, así que podría ver tu exposición el viernes 21. Sería ir por la mañana en autobús, verla, tomar un café, e irme, pues a la noche es la cena. Y no podría en otro momento porque al día siguiente debo asistir al ensayo de mis obras a petición de los organizadores de mi monográfico, pues a los chiquillos de la banda les haría mucha ilusión, y por la tarde ya sería el homenaje. El domingo habrá otra fiesta en casa de Mario, piano incluido, y el lunes por la mañana avión a las islas París, donde aún no sé si me quedaré o qué, pues no trabajo hasta el miércoles. Como ves está todo un poco cargado. Además, hoy empiezo los ensayos con una alumna mía que canta como los ángeles, y con la que ofreceré un recital a beneficio de una asociación que ayuda a niños con cáncer. También estoy a la espera del videoclip de Oporto, que se está grabando en Málaga (una historia de amor entre dos bailarinas). Y entre tú y yo, me está llegando una propuesta para escribir una banda sonora de una película que se llamará Demonio Meridiano, en la que aparecerán actores como Antonio Banderas o Ariadna Gil, me dijo más pero no me acuerdo. También sale el protagonista de Contra la Pared, que ahora no recuerdo, y si no la viste, píllala, creo que te gustará.

Ah! He visto esta peli http://www.filmaffinity.com/es/film294202.html y me gustó. No es la película del siglo, pero es amable y entretenida, para echar un rato y salir de lo cotidiano.


Estoy comiendo muy desordenado Gladys, dieta extrema, o exceso extremo.

Un beso de lunes.

2 mar. 2014


como un tren que pasa

Preciosa Gladys:

Qué complicados son los seres humanos. Yo también odio que vayan por la vida con algún San Benito, porque ser algo, en cierto modo, es un San Benito para la libertad total Gladys. No quiero ni imaginar qué pensaría de esto Paco de Lucía. Espero que ya esté toda la familia recuperada. Yo estuve sin ánimo para escribirte, pues mi padre estuvo ingresado por culpa de un trombo que le detectaron y que le asfixiaba. Ahora está de nuevo en casa perfectamente, así que no te preocupes. Y sí, San Valentín, el día de Andalucía… hay tantos días gilipollas en el almanaque español Gladys… más que comunidades, qué le vamos a hacer… Espero que sigas leyendo y pintando como siempre, que la tesis no te coma, aunque también sea importante. Yo estos días estoy muy perdido, casi ausente. No entiendo a la gente Gladys. Alfredo se siente desplazado por mí, Mario sigue con su monótona persecución a mujeres para follarlas y abandonarlas (que además quiere ahora inculcarme el orden y la disciplina para cocinar e ir al gimnasio y similares, para mejorar dice. No sabe con quién habla Gladys), no sé, como en una especie de programa televisivo muy fanfarrón, en el instituto me llaman la atención por dejar de buscar información a los chicos por el móvil… Es todo muy raro. Ahora mi ilusión está en mi visita a Málaga, y en ver tu exposición el viernes. Iré por la mañana, ya te diré el autobús que cojo, será el primero supongo, de Alsa. No sé si tendrás tiempo, pero te dejo la novela en un enlace por si quieres leerla en algún momento, u ojearla. No seas muy cruel, pues la escribí hace catorce años, en el año 2000 concretamente. Respecto a Olivia, actualmente somos como dos perfectos desconocidos. Hola y adiós por los pasillos del instituto es nuestra comunicación máxima, que algún día se hace más especial cuando compartimos una carcajada en el café del recreo en la mesa con los demás compañeros. De la mujer misteriosa tampoco sé mucho más, se hace la interesante y la ocupada, y eso no me gusta Gladys, no me gusta porque se percibe que es para hacerse la interesante. Siempre tengo que ser yo el que tenga la iniciativa para saludar por Whatsapp, y es superamable, supercariñosa, pero ya cansa esa actitud pasiva. No obstante, cenaré con ella, no quiero precipitarme por una ridiculez que en principio puede estar siendo malinterpretada. A Antonia me la encontré en la puerta de mi casa, por donde siempre pasa cuando corre. Iba con sus cascos a toda velocidad, y me saludó como con mucha alegría de verme. Yo fui cortés y la saludé también con alegría, que en verdad era real. Pero fue como un tren que pasa, como nuestra relación de casi un año Gladys. El ensayo con mi alumna se canceló y será mañana, del videoclip no sé nada, y de la banda sonora tampoco. Sólo sé que además el domingo en Málaga tengo almuerzo familiar para celebrar el día del padre y que me incorporaré a la fiesta para las copas. También te dejé las seis pistas de Oporto en tu correo. Me hace mucha ilusión que puedas escucharla cuando quieras.

Empiezo a sentir que va a llegar pronto la primavera. ¿No notas tú algo como yo?

La novela: http://elcuartobano.wordpress.com/

La música que no deja de sonar en mi cabeza estos días: http://www.youtube.com/watch?v=NVdWUcN6l88

Besos impares.

2 mar. 2014

Gorgias

Yo me enamoré de una idea de Gorgias, que dice que la verdad  no existe, y que de existir, tampoco podría ser comunicada, pues el lenguaje, las palabras, la distorsionarían.


18 mar. 2014

Estorbos fundamentales

Querida Gladys:


Efectivamente, robar el regalo de reyes de una niña es algo inhumano. Pero así está el mundo Gladys, y nosotros poco podemos hacer. De eso hablaba ayer con un par de compañeros con los que almorcé, pues estamos de evaluaciones por la tarde y me quedo en el pueblo hasta que termino, porque está a una distancia de mi casa más o menos como de Málaga a Marbella. Este mundo está muy preocupado por lo individual Gladys, y no nos damos cuenta de las cosas que podemos obtener con más unión. Eso falta Gladys, unión y verdad, porque cuando uno busca su propio interés es inevitable maquillarlo todo para conseguir el beneficio propio, o eso parece que es como suele plantearlo la gente. Como cuando Mario procura acostarse con una mujer que le atraiga sexualmente, inconscientemente, maquilla su existencia para obtener su propósito con los más comunes agasajos a las diferentes elegidas. Y en eso Mario y yo somos bien distintos Gladys. Yo prefiero que la vida me sorprenda a sorprenderla yo, que sea tal y como es, sin sombra de ojos. Me gusta la autenticidad demasiado, me gusta demasiado que todo sea real hasta el límite de lo irracional, por cruda que la realidad misma sea, como un cuadro de Francis Bacon, como una música de Nyman, como una película de Greenaway, donde todo es más ficción que nunca, y más realidad por eso mismo, como la mezcla de ficción y realidad de José Luis Guerin, como en Guest. Y no creo en ningún tipo de relación si no se usa la verdad Gladys. Es muy importante ser claro, sobre todo con uno mismo. Y claro que te comprendo por esto mismo Gladys. Pero procura estar bien, que nada te irrite. Tú eres encantadora, y ni irritada consigues no serlo, así que no es de mala educación en absoluto escribirme en cualquier estado que te encuentres, olvídate. Por cierto, ¿Qué presentaste a concurso? Me alegra leerte que de nuevo se enteran de lo que vales. Ahora siento vergüenza por tu interés por leer mi novela, que tiene sus desencantos literarios, pero bueno, es más un ejercicio antropológico haberla escrito, leerla de nuevo, o editarla en papel, no sé, como si de un pulso a la vida o el destino mismo se tratase.
Pena no ver tu exposición Gladys, y pena claro está, no verte después de tantos años. Inevitable diciendo esto no recomendarte a Panero, que me viene a la cabeza su reciente muerte en el siquiátrico de Las Palmas, sus dos pelis (El Desencanto y, precisamente, Después de tantos años), o cualquier poema suyo que pilles. También hay muchos videos sobre él y con él mismo por youtube y similares. Muchos piensan que era un estorbo para la sociedad. Para mí, estos estorbos son fundamentales.

Un beso sin nota. 

3 abr. 2014

un modo algo absurdo de amar

Querida Gladys:


La primavera me ha invadido, y el tiempo se me hace cada vez más pequeño, nos pasa a todos veo. He tenido unos días raros, aún más. Mi forma de salir de todo ha sido comprar un billete a Mallorca para julio, y sus correspondientes noches en un hotel cerca del casco antiguo de Palma. Deseo que llegue esa semana. Me voy solo, a escaparme del mundo Gladys, del amor, de las mujeres, de los amigos, de la familia, de la música, de la literatura, del cine, de la estética, del tiempo mismo, de la sensibilidad de la que es imposible escaparse uno. Soy un poco cabrón Gladys. He suspendido a casi un tercio de mis alumnos, suelo ser más rumboso en los últimos boletines, ahora prefiero disimular que está todo mal, para que aprieten y saquen todo el provecho que puedan de sí mismos, en nombre de los que lo hacen por costumbre. Bacon habría flipado si te hubiese conocido Gladys, habría cambiado toda su sensibilidad. Es imposible no caer contigo, es fácil enamorarse de ti. Hoy estoy de nuevo en la sala de profesores, aparcando un par de estadísticas de jueves para escribirte. Y otra vez, Olivia a mi derecha. Mañana toco en una cena que organizaron los alumnos de 4º de ESO para recaudar fondos para visitar los Pirineos, me gusta ayudar a la juventud, a cumplir sus ilusiones. Pero lo mejor de todo Gladys, Olivia asistirá, y te juro que esto no lo sabía. Me preguntó desayunando en el recreo que si tocaría mi disco, yo temblando le dije que no sabía qué interpretaría, que improvisaría. Todo lo que suene mañana es para ella, es un modo algo absurdo de amar, lo sé, pero con Olivia no puedo hacer otra cosa. Respecto a la mujer misteriosa hizo algo que no me gustó, absurdo comentarlo aquí, es muy insignificante, pero suficiente para que deje de interesarme. Así que en Semana Santa voy a Málaga con Mario. Lo llevaré a los bares, es mi mejor percepción de Málaga. Y aunque desde el jueves santo estaré libre de Mario, no pienso llamar a la mujer misteriosa. No me apetece cenar como programamos. Lo pasamos muy bien la última vez, pero hay pequeños detalles que son molestos para mí, y ya no tengo edad de aguantar nada Gladys. Y ya vi que la exposición se retrasó, aún más. ¿Qué tal fue la inauguración? Cuéntame los detalles, hasta donde puedas.

Un beso, impulsado por mi alma hasta tu casa.


8 may. 2014

Re: Grandes esperanzas


A veces el uso del tiempo nos hace comprender conclusiones que no lo son. Esa parte ya la tengo resuelta por fin Gladys. La vida es una mezcla arbitraria de sueños y manchas de café en un periódico de hace dos días. Café de hace dos días, frío y diluido, emborronando la última hora. Estuve muy ocupado yo también, mañana damos un concierto benéfico, y ha sido algo complicado, pues la cantante tiene catorce años, es la hija de la compañera de educación física, alumna mía de segundo de la ESO, con una voz dulce, pero sin la complejidad necesaria para abordar ciertos aspectos musicales. La madre no comprende que yo no use partituras. Yo le dije que yo toco con el alma, que las partituras son para los que resuelven ecuaciones en directo. Pobre niña. No sé realmente si le viene bien tocar conmigo o no, no sé si está aprendiendo o al revés. La madre dice que los ensayos han sido un regalo de un valor incalculable. Y yo no sé bien si ha sido una especie de violación Gladys, a veces me siento como un terrorista estético. Hay que vivir de lo que a uno le gusta, es jodidamente difícil, pero al menos, intentarlo. El otro día me llamaron para escribir una obra para saxo solista y orquesta de saxofones. Yo he propuesto escribir un concierto en mis vacaciones en Mallorca en julio, así mientras buscan la financiación. Si sale, será un buen pellizco para gintonics en agosto. Por lo demás, Olivia y yo continuamos con detalles insignificantes de amor infinito, cual dos adolescentes en el colegio. Con la mujer misteriosa en Málaga, todo a favor, pero no puedo acostarme con ella, pues quiere tener una relación seria, y yo no quiero líos, me saldría muy caro el polvo. El sábado se invitó a comer a mi casa una chica con la que se acostó Mario varias veces, y sinceramente, no quiero líos. Creo que estoy en un buen momento Gladys. Tengo una paz interior brutal. Y creo que es porque no me lío con el sexo contrario, que, bien es cierto, es una putada a veces, pues ya hace tiempo que no me como un rosco, pero, como te digo, tengo una tranquilidad brutal que no la cambio por nada. Y no sientas vergüenzas ni nada por tardar o ser breve. Tú siempre eres un regalo para mí.

Miguel.

PD: Esta imagen de Miriam Sweeney, Subversion, se me parece a tu cuadro. A ver, me recuerda, ligeramente: http://www.saatchigallery.com/artists/artpages/miriam_sweeney_subversion.htm

Un beso desde la sala de profesores.

8 jun. 2014


Re: Grandes esperanzas

Querida Gladys:

¡Cuánto tiempo sin escribirte! Pero no siento vergüenzas de ningún tipo. Simplemente, estuve un poco perdido, que por otra parte, dirás tú, que qué hay de nuevo en esto último. Nada Gladys, la intensidad, nada más. Te resumo: Olivia va y viene como los periodos femeninos (es cierto que el día del concierto con la niña estaba entregadísima, pero ya te digo, es inestable como ella sola. No me gustan las mujeres corrientes, nunca me gustaron); a la de Málaga la taché, no la veo ilusionada como al principio (demasiado corriente); y a Lidia, que insiste en vernos de nuevo una y otra vez, parece que le motiva la negativa constante, pues la tengo en cuarentena y ella sigue y sigue (trajo un licor y tres botellas de vino la última vez que vino a mi casa. Yo llamé a Alfredo para que se presentara en casa a tomar café para evitar quedarme toda la tarde a solas con ella y tanto alcohol). Luego los exámenes finales, los regateos de notas finales con los chiquillos y similares, mezclados con el día de las islas París, la visita de Arístides Moreno (el casi autor de “Felicidad” de La Cabra Mecánica) y otras incongruencias. Mario está desaparecido follando las veinticuatro horas del día uno tras otro con una chica insoportablemente pija que se llama Asunción, coloquialmente Asun. El móvil la bautizó como “asunto”, esto último es lo más divertido de ella, de esta relación que, o acaba en boda, o en suicidio colectivo. Alfredo sigue cediendo a los caprichos de su amada Claudia, que no le hace ni puñetero caso literalmente, y su mujer tiene pendiente un juicio por problemas con sus jefes, y claro, con él. La conclusión de todo esto es que estoy con poca vida social, lo cual agradezco, pues normalmente nunca es así, y a veces, cuesta respirar en paz como lo hago ahora. Lo más emocionante que me pasó, una rubia que conocí en un bar, llamada Elisa. Es genial porque sólo coincidimos en el bar, y creo que es lo más bonito que me ha pasado últimamente, lo afirmo. Así que deseando pisar Mallorca Gladys, de salir de aquí, no para ir a la playa, aquí y en Málaga hay demasiadas, sino para tomar gintonics de bar en bar admirando la belleza femenina que ande por ahí buscando una canción que la calme, disfrutando de ser anónimo por completo. Por cierto ¿Ya quedó impresa tu tesis? Yo la verdad, celebro que puedas pintar, es un regalo también para la vista tus estéticas en general, no sólo leerte. ¿Y terminaste mi novela? Tengo especial curiosidad por saber qué pensarás al acabarla. No va a ningún público, la escribí para mí. Como todo lo que hago, para luego recordarla y sentir nuevamente lo vivido. Sí ya sé, estoy muy nostálgico. Será que se acaba el curso. ¿Ves? Acaba de llamar Mario para dar un paseo.

Besos de domingo.

4 ago. 2014

Re: Me falta ingenuidad

Querida Gladys:

¡Felicidades por tu titulación de italiano! Espero ver algo de tus conocimientos derramado en algún lienzo. Por cierto, disculpa toda esta ausencia, pero no consigo concentrarme, vaya novedad jajaja. Hay mucho que contar, pero te resumo. Lo más importante: repito definitivamente en el instituto en el que he conocido a Olivia, así que, muy contento (intercambiamos algunos mensajes más emocionados que unos simples compañeros simpáticos que se desean felices vacaciones de verano). Es para nada, lo sé, pero me mantiene feliz, qué sé yo Gladys). Y no volví a hablar con la mujer misteriosa, y, puta casualidad, coincidí en el tren de cercanías con ella. Horrible Gladys. Le dije que la llamaría, odio esta falsedad de bienqueda que me sale por la boca a veces. Pero, que quede entre nosotros, eso no va a ocurrir jamás. No aguanto su solemnidad. A Lidia le dije que tenemos un oporto pendiente, fruto de su constante tonteo por whatsapp (el bienqueda de antes) un poco sin imaginar que no pararía de recordármelo, así que será imposible olvidar el reencuentro a la vuelta. A Alfredo lo taché un poco como a la mujer misteriosa. Mario nos invitó el último día del curso a cenar a modo de despedida en su casa (su asturiana se piró y todo, porque decía que era una “cena de hombres” ¿SERÁ GILIPOLLAS?), pero él prefirió quedar con Claudia, dejarlo todo por Claudia, sí, esa mujer con la que queda cuando ella quiere, con la que no tiene ni una relación cordial, ni sexo, ni dignidad, que es lo mínimo que se pide en cualquier tipo de relación. Creo que visto lo visto, no puedes dar de lado precisamente a todos tus amigos por semejante elemento. Juan, por cierto, se encuentra en Asturias con su asturiana. Parece que la historia va en serio, así que muy feliz por él la verdad, sólo espero que no se equivoque, pues si me preguntas, a mí la menda no me mola nada, y espero que no se la cuele (reconozco que parece que estoy un poco misógino, pero sólo es lo que parece). Ya viven juntos en casa de ella. El único problema es que él no tiene ingresos, pues no lo llamaron para trabajar (el curso pasado al menos estuvo por media jornada). Yo no lo haría. Y bueno, el que me queda, feliz con su familia como siempre, imagino que en su casa, como todos los veranos. Y dirás que parece que no quiero hablar de mí, pero te cuento de mi verano. Desde que llegué prácticamente, y un poco por decisión propia, estoy quedando con Juan (que vino a verme a Mallorca, y agradecido, pero rompió mi escapada y mi semana de anonimato por completo), uno de mis poquísimos amigos de toda la vida, y poco más. Este año más bien estoy saboreando a mis padres, que ya están mayores, y a los que no veo en todo el curso. Intenté ver a Nacho, pero no coge el teléfono, y a Pablo lo vi de refilón el sábado en la reinauguración de la tetería El Haren, a la que vino mi amiga Lourdes (no la conoces, es nueva jajaja), que mi amigo Pedro asaltó toda la noche, hasta que ya no pude más con tanto egoísmo y me fui a casa dejándolos solos (desconozco cómo acabó la noche, pero no estoy a estas alturas por hacerme notar). Y bueno, Mallorca mola, no te digo que no, pero qué quieres que te diga estando en Málaga después de estar todo el curso en las islas París… Eso sí, a mi regreso espero reencontrarme con Elisa, aquella rubia del bar de la que me atrajo precisamente el no conocerla de nada. Por cierto, ¿Qué estás pintando? ¿Nacieron ya tus dos sobrinitas? ¡Me muero de curiosidad! Insisto, no fue intencionado tardar en contestar, y lo sabes (que diría Julio Iglesias jajaja).

Quisiera que escucharas este disco entero y me dijeras qué te parece, a mí me encanta: Michael Nyman – Mozart 252

Besos de verano Gladys.

P.D.: Manda a todos tus compañeros generacionales a la mierda.

9 sept. 2014

Re: Ciega de tiempo

No necesitas la suerte que te deseo. Va a salir genial. Un beso enorme.

31 dic. 2014 


Re: 2015

Sí Gladys, quise escribirte pero estoy en cama con fiebre. Desde que me recupere lo hago. Feliz 2015 guapa! Besos infinitos.

31 dic. 2014 


Re: 2015

Ando con fiebre, no mejoro. Te escribo en cuanto pueda. Feliz 2015 Gladys, para ti, José, y la pequeña Marta

4 ene. 2015
Re: Una carta en mitad de un domingo

Querida Gladys:

Por fin puedo escribirte ya sin fiebres. Me alegra que hayas llegado al final del libro, no tiene sentido sin la última grabación, que cierra todo el proceso de descomposición general de, por ponerle un nombre al personaje principal, Mario. El libro necesita de un lector creativo que suponga la otra parte en la conversación telefónica, e incluso, hilar en tiempo y espacio detalles a veces ínfimos. No obstante, esa riqueza no es necesaria al cien por cien, que cada cual hile hasta donde pueda o le apetezca, hasta donde le permita su propio goce personal creativo y de comprensión. Esto me permitió que el texto incluso permita nuevas posibilidades que ni yo mismo pueda ver o sentir, y el propio lector se sienta un poco menos ajeno y sutilmente casi participe activamente como creador entre llamada y llamada, incluso a la hora de respirar y desordenar los significados por culpa de coger o no aire. Es para todos los públicos, sólo hay que querer. Ojalá pronto se publique, gane o no el concurso, en enero lo sabremos. Ya no estoy en inglés en la escuela de idiomas Gladys, lo dejé, es insoportable para mí. Al menos lo he intentado. Eso sí, me fui al Guggenheim, y flipé, sobre todo con la Gran Antropometría Azul de Yves Klein, que al verlo me cortó literalmente la respiración. Amanay es una palabra del idioma aborigen guanche que significa agua de vida, es mi particular homenaje a la isla de Fuerteventura que tantas cosas buenas me ha dado. Me tiene muy ilusionado, sobre todo porque sé que al trabajar con Adolfo tengo la garantía del sonido que estoy buscando. Grabaré en Madrid espero que en el mes de agosto, pero ya te iré contando con más detalle. Antes será la presentación de Oporto en Málaga, ya definitivamente, el 7 de marzo, en el Palacio Episcopal, por si coincide y podemos vernos allí. Por lo demás, la gente sigue amándose e intentando el equilibrio a dos para que nadie salga perjudicado. Y una vez encontrado mi propio equilibrio, y con una musa reencontrada en Málaga de hace doce años con la que no comparto más que sexo y amor platónico puedo decir por fin que me encuentro estupendamente Gladys, que mi trabajo me costó. Todas las demás son como las luces del árbol de navidad, se encienden y se apagan por sí mismas, bueno, menos cuando desenchufo el árbol de la corriente eléctrica…

Cuéntame cómo ha comenzado el año y tus próximas exposiciones. Qué ganas de coincidir y ver tu obra en directo Gladys, espero que pronto.

Aquí te dejo la banda sonora de mi inicio de año: https://play.spotify.com/track/3qIw9J2RBM4eZ3A4tZ6SsX

Besos de domingo.

6 feb. 2014

Re: EL sur del sur

Tengo que quererte. Voy a escribir la música que consiga empapar tu corazón, y la voy a grabar, y va a ser para ti. Estoy algo liado Gladys, te explico en cuanto te escriba. Un beso enorme, y gracias, muchas gracias por provocar fuegos artificiales en mi corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s