Mañana no es viernes

La luz se detuvo
Como se detienen los pájaros
Cuando le damos al pause.
Se deshizo poco a poco,
Nítida,
Desgastada de no usarse,
De detenerse en el tiempo.
De como cuando en el amor se detienen
Esos pequeños detalles azules,
Ese líquido eterno que
De hasta convertirse en lágrima
En esa gota de dolor que estalla y que brilla
Suicidándose de tu lengua
Como cuando se encuentra maravillosa
Con la mía
Y comprende
Que el infinito no existe,
Que es un destello sin explicación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s